Feb 282012
 

El fin de semana estuve en una reunión de gente inteligente. Esa gente pasa exámenes de IQ para poder ser parte del grupo así que estaba entusiasmado de escuchar conversaciones interesantes. Lo que de entrada me decepciono un poco fue la edad de los participantes; eran entre preparatorianos y (a lo mucho) recién salidos de la universidad. Pensé que sin importar las edades el echo que fueran inteligentes daría lugar a conversaciones interesantes, muy a mi pesar no fue 100% verdad.

Lo primero que si me desconcertó por completo fue que, dicha gente “inteligente”, en lugar de conversar estuvo discutiendo todo el tiempo.  Entiendo que distintos grupos (de edades, sociales, culturales, étnicos, etc..) tendrán distintos temas de conversación, distintas formas de pensar y distintas conclusiones a ciertos temas. Dichas diferencias de pensamiento es obvio que generara discusiones, pero; lo que no entiendo es como gente que se supone ser muy inteligente dedico tanto tiempo a discusiones tontas.

El común de la gente discute a donde ir a comer, la mejor manera de educar a su hijo, cual es el mejor camino para llegar a una dirección o incluso que marca de helado es la mejor. Todas esas discusiones son normalmente discusiones inteligentes. Lo que las hace inteligentes no es el tema, no es la inteligencia de las personas, es la forma en la que se lleva. En mi propia definición algo vale la pena discutirse si:
1. Tenemos suficientes pruebas para sustentar lo que pensamos
2. Creemos (de preferencia estamos seguros) que se llegara a un acuerdo
3. El resultado será “trascendente”

Para aclarar estos puntos pondré un ejemplo de las discusiones mas tontas y mas frecuentes que existen “Mi equipo es el mejor”. Esas discusiones nunca cumplen con siquiera uno de los puntos que propongo;
1. Suficientes pruebas: El equipo lleva perdido 20 partidos y no ha ganado un campeonato en años y aun osamos decir que son mejores.
2. Es posible que alguien “gane” la discusión: La otra persona escogió el equipo por los colores del uniforme, porque su papa le iba a dicho equipo o simplemente porque nació en dicha ciudad, es imposible por medios lógicos cambiar dicha forma de pensar.
3. Trascendencia: Supongamos que logro convencer a la otra persona que mi equipo es el mejor.. que logre con eso? El mundo es mejor? El equipo contara con una persona mas que los apoye?
Esa simple discusión se resuelve con ver el marcador final o ver quien es el campeón de la temporada, el que gane es obviamente el mejor.

Este grupo de gente, supuestamente inteligente, se la paso horas discutiendo de la misma forma que los aficionados a los deportes, sin bases, sin intención de convencer al otro y lo mas importante sin intención de llegar a un resultado. Lo que yo escuche todo el tiempo fue “mi equipo es el mejor y tu mama esta gorda”.

Tuve que salirme de la reunión así que no supe si después mejoraron las conversaciones, pero ese día si tuve la suerte de presenciar una discusión inteligente. Cuando fui a recoger mi carro, pase frente a un puestito de chicharrones junto a el había un señor vendiendo fresas.  15 pesos el chicharon, 20 pesos las fresas y solo tenia un billete de 50 así que decidí comprarle a los dos, pero ninguno tenia cambio. Así que empezó la discusión:
“Ve a cambiarlo tu. No ve tu lo tulló es mas. Bueno dale los 15 pesos que tienes al señor y nosotros los arreglamos. Ya se, quédate tu el billete y cuando venda otras fresas me das 30 pesos. …. eeeeh, ok”
La mejor discusión del día no surgió de la gente mas inteligente… o tal ves seria bueno aplicarles un examen de IQ al de los chicharrones y al de las fresas y posiblemente nos sorprenderían.

 Posted by at 5:54 pm
Feb 262012
 

Antes que nada, varias disculpas. Disculpen lo largo de este post, el tono de lo que escribiré y sobretodo disculpen que no allá escrito en los últimos meses, pero cada que pensaba que ya había pasado el furor de una noticia importantísima salía otra de la nada, los primeros meses pude ignorarla pero después por respeto (mas bien por indignación) decidí no escribir en esos momentos por miedo a dejarme llevar por las súper noticias del momento.
Empezaron con  Bin Laden y todos se alegraron como si fueran gringos, se indignaron por el francés promiscuo como si viviera en la casa de a lado, el festejar que gano Barcelona como si fueran españoles, el fua… nuestra única aportación mexicana a las noticias mundiales (vergonzoso), se sorprendieron de la muerte de Amy Winehouse ignorando por completo su principal éxito donde declara que no ira a rehabilitación.
Después hubo una pausa y justo cuando iba a escribir algo matan a 35 personas en Veracruz, ahí si hice una pausa de escribir por miedo a decir una tarugada o algún comentario insensible o irrespetuoso, sin importar si son culpables o inocentes cada muerte es una tragedia y cada evento marca a una ciudad y el detener el turismo o el que la gente no salga de sus casas deja libre a esa localidad para el crimen.
Después de ese echo pensé, ahora si tendré libertad de expresión sin influencias ni expectativas; y justo en esos días.. que se muere el servicio de Blackberry y en el mismo mes, muere Steve Jobs seguido de Dennis Ritchie. Mi indignación? Gente que ni tiene una Mac.. es mas aunque la tuvieran, lo lloran a Steve Jobs como si hubiera muerto su hermano y el resto de las noticias del mundo son ignoradas. Justo en un mes donde si hubo noticias mundiales, terremoto en turquia, desaparece la ETA, desocupan Wallstreet a la fuerza todo eso lo reducen por la muerte de alguien que nunca fue considerado una buena persona.
Noviembre estuvo tranquilo, pero cambie de trabajo, el mejor cambio de trabajo que he echo pase de la tormenta a la tranquilidad de un día al otro. Así que en lo que menos pensé fue en escribir.
Justo cuando tuve tiempo para escribir, de echo empecé a escribir sobre problemas de trabajo y temas relacionados sale el menso del PRI y su aun mas mensa hija y decidí no escribir al respecto.. pero por mas que lo intento rodear no puedo dejar de tener una idea al respecto. Mi indignación? Porque una sola indignación si se pueden tener 3:
1. Estoy seguro que NADIE puede responder esa pregunta “3 libros que han marcado tu vida”. Nota, no es “que libros has leído” si esa hubiera sido la pregunta de todas formas mas de la mitad de México no la podría responder. Yo he leído bastantes libros y diario leo mucho (ya no libros) aún así no hay nada de lo que halla leído que marcara mi vida. Mi vida esta marcada por eventos, vivencias, la demás gente; así que no hay libros que siquiera me hicieran cambiar mi forma de decidir algo. Si alguien tiene esos 3 libros quiere decir que una sola cosa que dijo una sola persona cambio su vida y me da curiosidad conocer a dicha persona para que me expliquen que cosa tan profunda pudo haber escrito un autor que marcara su vida.
2. El aspirante a presidente si es un tarado, no tanto porque no halla leído un libro, sino por pasmarse ante tal pregunta. Algunas respuestas que podría haber dicho y quedado incluso bien: a) “No hay libros que marquen mi vida, mi vida es marcada por mi familia y por los mexicanos” b) “La biblia es el único” c) “no recuerdo ninguno en este momento”
3. La cantidad de hipócritas que se ofendieron y que criticaron al menso del PRI cuando estoy seguro que no podrían haber contestado la pregunta ellos mismos (ver punto 1)
Ok, ya me desahogue, prometo no hablar de nuevo al respecto y mañana mismo continuar con mi Blog habitual Sonrisa

 Posted by at 5:38 am